Los Palos
de Tanis

Para llegar a la asombrosa finca los Palos de Tanis hay que encaramarse a los 675 metros en las faldas queleñas que se asoman al Pico Gatún. Ya estamos en cotas que comienzan a coquetear con los límites de cultivo del tempranillo, el lugar exacto en la que esta casta esencial de la viticultura riojana ofrece su extremada elegancia y longevidad. Tempranillos de altura, búsqueda del cielo raso para lograr la finura más exquisita de esta variedad riojana por excelencia.

Vegetación
libre

Una de las características más curiosas de Los Palos de Tanis es su conducción vertical, no muy utilizada en Rioja pero que es uno de los sistemas de poda más antiguos que se conocen. Con esta conducción se consigue un mayor sombreo sobre los frutos para zonas cálidas. Es un sistema de vegetación libre y su estructura se organiza a través de un tronco alto en el que se insertan los pulgares de poda en diferentes escalas horizontales.

Los viticultores de Quel conocen a la perfección que el tempranillo no sabe parar con la llegada del calor y sigue transpirando, por lo que sufre más que la garnacha en climas cálidos. Por eso resulta esencial la altura y los contrastes térmicos que se suceden entre la noche y el haz diurno. Esta viñas encaramada en los 675 metros se protegen de forma natural y ahonda en su búsqueda de la calidad y el equilibrio.

Las raíces de estas viñas se ven obligadas a profundizar y la cepa consigue, con los años, un equilibrio entre el crecimiento vegetativo y las demandas del fruto. Tempranillos maduros de acidez equilibrada y taninos muy elegantes que combinan a la perfección con el color intenso de las garnachas viejas para ofrecer vinos singulares con cuerpo y delicadeza.

Quel

Maremágnum de arenas,
arenas y
más arenas

La finca de Los Palos de Tanis también se la conoce como El Arenal. Y como su propio nombre subraya, sabemos que es un maremágnum de arenas, arenas y más arenas, sin piedras ni rastros arcillosos. Suelo pobre y exigente en extremo para que las raíces hagan su trabajo sin descanso. Un entorno único y contrastado para obtener el fruto deseado.

Datos técnicos

Paraje Viñedo Los Palos de Tanis
Altitud 675 m.
Variedad Tempranillo
Superficie 0,46 Ha.
Conducción Vertical
Año de plantación 2017
Marco de plantación 2,90 x 1,20 m.
Textura suelo Franco-arenosa
31.6% Limos, 57.1% Arena, 11.3% Arcilla
_viñedo_de_quel

Mi Lugar

2017

Alegoría de Quel

otros

viñedos

Queirón